Toreros de Leyenda

Manolete Torero de Leyenda

manolete cuadro

Durante el  pasado año 2017 se conmemoró el centenario del nacimiento de  Manuel Rodriguez «Manolete» y el setenta aniversario de su muerte en la Plaza de Toros de Linares (29 agosto de 1947), a la edad de 30 años, lo cual ha generado una notable repercusión en el mundo taurino  con actos y exposiciones importantes como en la Plaza de Toros de Las Ventas de  Madrid.

Datos Biográficos

Manuel Rodriguez Sánchez «Manolete» (Córdoba, 4 de julio de 1917- Linares, Jaén, 29 de agosto de 1947), era hijo y nieto de toreros. En 1932 tuvo un breve paso por la escuela taurina de Montilla (Córdoba) donde mató su primera becerra.

Toma la alternativa en la Real Maestranza de Sevilla el 2 de julio de 1939, confirmándola en Madrid en la plaza de las Ventas de Madrid el 12 de octubre de 1939. En 1943 se pone como número uno del escalafón. Cuaja una de sus mejores faenas al toro «Ratón» en 1944 en la corrida de la Prensa en  Las Ventas. La última actuación en Madrid la realiza el 16 de julio de 1947 en la corrida de la Beneficencia.

Muerte

El 28 de Agosto de 1947 realiza el paseíllo en la plaza de toros de Linares, junto a Luis Miguel Dominguín y «Gitanillo de Triana», es cogido por el quinto toro de la tarde «Islero» de la ganadería de miura en el muslo izquierdo atravesándole el Triángulo de Scarpa al entrar a matar.

Ha pasado a la historia la crónica del escritor taurino Ricardo García López, con el seudónimo de K-Hito, que escribió de la siguiente manera: «Manolete se perfiló a poca distancia del miura. Lió la muleta, arrastró el pie izquierdo y centímetro por centímetro fue clavando el acero en el morrillo del toro. Duró aquello demasiado: se le vieron marcar todos los tiempos de la suerte suprema. Ni entró a matar con el morlaco pegado a toriles, ni la res se le vino encima de modo que él no pudiera evitarlo. Nada de eso. Nada de eso. El toro tuvo tiempo de prenderlo por el muslo derecho. Lo elevó un palmo del suelo y Manolete, girando sobre el pitón, cayó de cabeza. Cogida sin aparato. Quedó el espada entre las patas delanteras del miura, que optó por seguir un capote. Manolete, aún en el suelo, se llevó la mano a la herida. Toreros y asistencias acudieron con toda rapidez y lo tomaron en brazos. Equivocaron el camino de la enfermería y tuvieron que rectificar. Manolete iba pálido, intensamente pálido: en la arena habían quedado dos regueros de sangre».

 

Manolete escenario

 

El Toro Islero

 

manolete islero

Última faena

 

manolete ultima faena

 

Cornada

 

manolete cornada

 

Agonía

 

manolete muerte

 

Leyenda del Toreo

Muchos expertos coinciden que con él se cumplió la gran profecía de Belmonte: «Saldrá un torero que toree bien el 90% de los toros…», Manolete  consigue dar un paso más hacia la evolución del Toreo tal como lo conocemos, primero fueron Joselito con su toreo poderoso y dominador, después Belmonte con la revolución de los terrenos y distancias, con Chicuelo llegó la ligazón, varios pases en cadena. Con Manolete se une esa ligazón con quietud desconocida hasta la fecha, como los grandes actores en las pantallas cinematográficas o en los escenarios teatrales en las que su sola presencia llenaba todo, con Manolete sucedía esto en la plaza.  La gran diferencia su verticalidad,y con la que sobrepasa a  la mayoría de sus contemporáneos es que le sirven la mayoría de los toros.

Marca diferencias  de la vieja escuela representada por Domingo Ortega, que basa la lidia en el poder, Manolete utiliza la muleta para esperar al toro con la tela retrasada y dirigirlo sin violencia, es famosa  la anécdota que cuando Domingo Ortega le intentaba recriminar eso, diciéndole «Hay que poderle a los toros con varios muletazos de castigo para dominarlos»,  A lo que  Manolete   responde «Mientras usted hace eso  yo ya le he pegado media docena de naturales».

También destacar que en el año 1997 salieron a la luz revelaciones que ponían en  duda el uso en la última transfusión de plasma noruego  que coincidió con un empeoramiento del estado de Manolete estabilizado después de  dos operaciones y  diferentes transfusiones anteriores.

 

Además de su muerte, las circunstancias de la vida de Manolete han hecho correr  ríos de tinta desde entonces y fundamentalmente por su relación con la actriz Lupe Sino, cuyo verdadero nombre era Antonia Bronchalo Lopesino, nacida en Sayatón, provincia de Guadalajara, y que durante mucho tiempo ha aparecido como la «mala» de la película.

En definitiva Manolete un Torero de Leyenda que está más vivo que nunca.

Créditos: Cuadro Portada: Juan Cantabrana

Gráficos: Fuente ABC; Nestor Luján, «Historia del Toreo»; Juan Antonio Polo, «El Toreo Contemporáneo (1966-1993)»; Dr Alfonso Ávila; Diario Meridiano de Caracas, «Manolete el mártir expoliado». Documentación: Francisco Fernández Abad/ Antonio Farach, (incluidos en el coleccionable del Diario El Mundo «El franquismo año a año»  tomo 7, páginas 128-129).