Curiosidades Taurinas

Zen y Toros

Torero Juan Belmonte zen y toros

En el Toreo confluyen la mayoría de las artes, y han tenido expresión muchas veces en la Tauromaquia. En el Toreo tiene haber como en cualquier actividad artística o campo de rendimiento aparte del dominio de la técnica, una parte muy importante de entrenamiento mental, la unión de la mente  y el cuerpo o la zona zen, el psicólogo Terry Orlick especializado en el mundo deportivo y el entrenamiento mental, en su libro “Entrenamiento Mental, como vencer en la vida y en el deporte gracias al entrenamiento mental”,  observa este concepto de unidad que el Zen experimentó y desarrolló  a través de las artes marciales y de las artes plásticas en Asia en tiempos antiguos.

Orlick comenta que “Entrar en esta zona Zen significa convertirse uno-con e inseparable-de la esencia de lo que se está haciendo en cada momento en qué lo estás haciendo realmente.”

Conexión Mente-Cuerpo

Esta conexión de mente-cuerpo o entrar en la zona Zen en la Tauromaquia es algo evidente ya que de otra forma no sería posible realizar las faenas que transmiten emoción y arte al público, y el mismo Orlick en el libro cita a Juan Belmonte cuando comenta la liberación  del cuerpo y la mente:

“De repente, me olvidé del público, de los otros toreros, de mí mismo, e incluso del toro; comencé a torear como lo había hecho tantas veces a solas por la noche en los pastos o en los corrales, justo como si hubiera estado dibujando un diseño en una pizarra. Dicen que aquella tarde mis pases con el capote y el trabajo de muleta fueron toda una revelación del arte del toreo. No lo sé,  y no estoy en condiciones de juzgar. Simplemente toreé como creo que se debe torear, sin un pensamiento aparte de mi propia fe en lo que estaba haciendo. Con el último toro, por primera vez en mi vida logré dejarme llevar por el puro placer de torear sin advertir que había público.”

Estas palabras  de Juan Belmonte fueron  reflejadas en el libro de Manuel Chaves Nogales, «Juan Belmonte, matador de toros: Su vida  y sus hazañas

Zen y Toros

Como en el antiguo arte de la  esgrima japonesa, en el Toreo -con la que guarda grandes similitudes- la concentración está muy ligada a la vida, un error puede costar  un percance grave o incluso la vida, en la actualidad desgraciadamente hemos vivido percances trágicos, y aplicando al milímetro las palabras de  Daisetz T. Suzuki y su libro “El Zen y la Cultura japonesa”, “Una conciencia demasiado ocupada  con pensamientos y sentimientos irrelevantes puede interponerse en el camino de llevar a cabo con éxito el momento de vida o muerte, y la mejor manera de afrontar la situación es limpiar el terreno  de cualquier basura inútil y convertir la consciencia en un autómata en manos del inconsciente.”

Esa sensación de liberación de cuerpo y mente, de fluir,  también es común en el mundo deportivo y en actividades de alto rendimiento, actuantes del máximo nivel comentan experiencias similares. Orlick pone el ejemplo de patinadoras y esquiadoras profesionales que consiguieron resultados óptimos con la perspectiva zen. Durante sus mejore actuaciones, abandonaron sus evaluaciones críticas y confiaron en la conexión cuerpo y mente, para actuar sin la interferencia del pensamiento consciente.

En definitiva el Toreo y la Tauromaquia además de visto como actividad artística, visto como  actividad de alto rendimiento.

 

Fuentes: “Entrenamiento Mental”. Terry Orlick

El Zen y la Cultura japonesa”. Daisetz T. Suzuki

 

Resumen
Zen y Toros
Título de Artículo
Zen y Toros
Descripción
En el Toreo confluyen la mayoría de las artes, y han tenido expresión muchas veces en la Tauromaquia. En el Toreo tiene haber como en cualquier actividad artística o campo de rendimiento aparte del dominio de la técnica, una parte muy importante de entrenamiento mental, la unión de la mente  y el cuerpo
Autor
Publicado
Detoros.online
Logo